lunes, 22 de noviembre de 2010

LOS TOROS

A aquellos amantes de las corridas de toros; de ver al animal correr sin descanso intentando matar al torero sin éxito y muriendo al final, de la forma menos digna que probablemente, en mi opinión, haya en este país.

A aquellas personas les querría decir unas cuantas cosas, no obstante, no puedo llegar a palabras mayores ya que me afectaría a mí misma, porque yo también soy de esas personas que están a dos metros del televisor observando como una valerosa persona está ahí con un animal que podría costarle la vida.

Sí, a mí también me gusta, lo reconozco, pero cuando llega la hora de clavarle el estoque al toro, me da un vuelco el corazón y pienso que menuda panda de salvajes y de brutos somos, que una de nuestras mayores tradiciones es matar a animales solamente por diversión.

Por eso, creo que si toreásemos a los toros y no llegase ese momento final en el que el toro muere-cómo he dicho antes- indignamente, nos quedaríamos igualmente de satisfechos por ver cómo un señor tan osado se enfrenta a un animal de tanta bravura como es el toro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario