jueves, 9 de diciembre de 2010

AUTORETRATO ROMÁNTICO


No soy individualista porque me gusta estar acompañada de personas y no me gusta la soledad; por lo tanto, esa característica tan típica del romanticismo no se me debe aplicar mucho.

Me importa mi libertad como a todo el mundo pero no creo que llegase a hacer algo demasiado significativo como para ser conocida por muchas personas o para conseguir cambiar algo.

Otra característica del romanticismo son los sentimientos frente a la razón; ésta sería una de las que más me caracterizaría pero no tan exageradamente como a los románticos: Ellos harían cualquier cosa por amor y yo tengo un “tope”.

No creo en ningún ideal, no creo que exista la perfección ni en el amor ni en la vida… siempre hay algo en lo que fallan las cosas. No obstante, si la vida y el amor no se adaptan a ti; adáptate tú a ellos ¿no?

La muerte es una cosa que no me preocupa. No creo que me comportase igual si fuera diferente, pues me gusta esa sensación de malgastar adrenalina y ponerte en peligro cada dos por tres. La vida no dura mucho y no creo que sea buena idea desperdiciarla.



Estos son mis pensamientos y creo que no tengo mucho que ver con los románticos. Me gusta vivir sin preocupaciones, me gusta vivir como una típica adolescente alocada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario