martes, 7 de junio de 2011

Mis recuerdos

Hoy cambia mi rumbo, dejo mi tierra para empezar mi vida en otro lugar esperando encontrar una forma de vida digna.

 Tendré que llevar mis cosas, no todas, pero si las suficientes para no echar tanto de menos mis vivencias, que aunque pequeñas, ya que soy  joven, para mí son de mucha importancia.

 Cosas como mi primer traje de portero de futbol  que me regalaron cuando tenía dos años, ¡que ilusión me hizo pensar que el Olentzero, un personaje navideño similar al papa Noel, sabía cómo me llamaba y que es lo que me gustaba!, la foto de mi primera novia, que tenía cuatro años, fotografías de carnavales que te hacen recordar  los preparativos con todos mis amigos y compañeros de clase, o mi pequeña caña de pescar, con la que acompañaba a mi padre.

 Esto me hace recordar una noche que fuimos a pescar juntos y nos pasamos la tarde anterior preparando los aparejos y aprendiendo a hacer nudos.

 Aunque si tengo que llevarme un recuerdo importante me llevaré la gayata de mi abuelo, con la que me daba en la cabeza cuando no quería comer, o me acompañaba al compás cuando cantábamos juntos y por supuesto un metro con el que medíamos las maderas cuando me pedía que le ayudara en sus arreglos en casa. Lo guardo como mi mayor tesoro.

Me voy, y aunque sé que echaré de menos muchas cosas, me llevo los recuerdos y el cariño de tanta gente a la que no olvidaré jamás.

Kerman García Olabarria

1 comentario:

  1. Muy chulo, Kerman... Una pena que no quisieras abrir un blog, aunque fuera para colgar algo de vez en cuando...

    ResponderEliminar