domingo, 22 de enero de 2012

Diferencias y semejanzas del Mester de Clerecía y el Mester de Juglaría


Público:
Semejanzas: Tanto clérigos como juglares tienen el mismo público, el pueblo llano analfabeto.

Métrica y transmisión:
Diferencias: En el mester de clerecía la creación y transmisión era escrita, utilizando el uso de versos alejandrinos, utilizando como estrofa principal la cuaderna vía, la rima era consonante; la métrica de los juglares en cambio estaba condicionada por la oralidad, por lo que los versos eran irregulares formando tiradas épicas con rima asonante.
Semejanzas: Tanto los poemas de juglares como los de los clérigos, eran versos compuestos divididos por dos hemistiquios separados por una pausa central o cesura.

Estilo:
Diferencias: Los clérigos utilizan un estilo culto, con pretensión artística, con cultismos léxicos y sintácticos, por el contrario el juglar muestra realismo sencillez, claridad, fuerza narrativa cargando el poema de exclamaciones, epítetos épicos, utiliza la alternancia de tiempos verbales, pasando de pasado a presente y viceversa debido al descuido y viveza e improvisación del juglar.
Semejanzas: Los clérigos incluyeron también elementos del lenguaje popular , coloquial, campesino (para lograr proximidad con su público): léxico familiar o de la vida campesina, refranes, comparaciones cotidianos, diminutivos.... y apelaciones al auditorio, el estilo directo y exclamaciones fijándose en el éxito de los juglares; además los juglares incluyen expresiones religiosas.
Aunque los clérigos comienzan escribiendo en latín, empiezan a escribir en lengua romance más tarde como los juglares.

Intención y géneros cultivados:
Diferencias: La intención de los textos del mester de clerecía en didáctica: educar al pueblo en la fe, transmitir una enseñanza moral y religiosa; los juglares por el contrario intentan entretener al público con sus canciones, chistes, bailes, cuentos, malabarismos, etc, e informar en el caso de los cantares de Gesta, aunque sus historias no fueran totalmente verídicas.
En sus géneros se diferencia los siglos, mientras que en el mester de juglaría encontramos la famosa obra del “Cantar de Mío Cid” del siglo XII, el mester de Clerecía empezará a ver la luz a partir del siglo XIII.
Semejanzas: Ambos mesteres cultivan la narrativa en verso conviviendo durante el siglo XIII.














Temas:
Semejanzas : Tanto el clero como los juglares tratan en sus obras los ideales caballerescos y religiosos, ambos ensalzan los ideales de los caballeros y religiosos medievales, la fe y lo buenos cristianos que son estos.
Diferencias: Los clérigos escriben obras de vidas de Santos, temas marianos y milagros de la Virgen, y los juglares además de dar importancia a los temas religiosos, muestran otros valores de los caballeros medievales, buen padre, buen esposo, la honra, la guerra, la violencia, la sangre, los botines, etc
Los clérigos toman las ideas de sus obras de textos antiguos, mientras que los juglares no buscan en ninguna fuente, sino que se trata de obras transmitidas de “boca en boca”, oralmente.

Autores:
Diferencias: Entre el clero encontramos al primer poeta de la historia de la Literatura Española de nombre conocido, Gonzalo de Berceo, porque al crear sus obras por escrito, a diferencia de los juglares, ya podían hacerlo individualmente y, sobre todo, firmarlas. Escribió Vidas de los santos relacionados con los monasterios a los que estuvo vinculado. Vida de Sto. Domingo de Silos. Vida de San Millán de la Cogolla. Vida de Sta. Oria. Mariológicas o marianas : Milagros de Nuestra Señora 25 milagros con una introducción alegórica. Están adaptados de l as colecciones de milagros de la Virgen en latín que circulaban en la Edad Media por toda Europa.
La mayoría de los juglares, aunque no todos, no sabían leer ni escribir, así que llevaban todo ese repertorio en la memoria (con su fragilidad y sus imprecisiones), y lo hacían crecer con la imitación de otros juglares y con la improvisación.
Una gran obra anónima que de la que se encontró un manuscrito y consideramos anónima, ya que encontraron una copia de otra copia y no se sabe quien fue su autor, es el Cantar de Mío Cid.

Semejanzas:Gonzalo de Berceo que es un escritor culto (que utiliza cultismos o giros sintácticos en latín, por ejemplo, y la estrofa perfecta de la cuaderna vía) no duda en emplear recursos propios de la lengua juglaresca (como las exclamaciones, el uso del estilo directo para introducir las palabras de los personajes o detalles humorísticos), y mucho léxico y expresiones propias de la vida familiar y campesina (diminutivos, palabras populares, comparaciones y metáforas tomadas de la vida rural o la naturaleza, etc

1 comentario: