viernes, 2 de marzo de 2012

ACTO IX: ENTREVISTA ENTRE CELESTINA Y MELIBEA

Este Acto pertenece a La Celestina, un libro de cual Fernando de Rojas se encontró el primer acto y con tan solo 19 años lo termino, fue su único libro y por lo tanto se diría que fue de doble autor. Fernando de Rojas era un judío converso, de la Puebla de Montalbán, y culto.  La Celestina se publico en Burgos en 1499 con el nombre de ‘Comedia de Calisto y Melibea’ (XVI Autos), en 1502 se cambio el nombre a ‘Tragicomedia de Calisto y Melibea’ (XXI Autos y textos previos), en el siglo XVI paso a llamarse ‘Tragicomedia de Calisto y Melibea y la puta vieja Celestina’ y terminara llamándose ‘Celestina’, alcanzo el éxito en los siglos XXI y XVII. Pertenece al género de la Tragicomedia porque mezcla elementos de la Comedia y la tragedia clásicas, no puede pertenecer al teatro porque no hay narrador y no se escribió para ser representada. Este Acto se sitúa dentro de la obra como el inmediatamente anterior al hechizo que Celestina hace a Calisto y Melibea.

 En este fragmento se narra la conversación que mantienen Celestina y Melibea, Celestina va a casa de Melibea a venderle cosméticos y después de conseguirlo, le dice la verdadera razón por la que ha ido, le cuenta que Calisto está enamorado de ella, y que quiere concertar una cita, Melibea se enfada con Celestina y la insulta continuamente sin dejarle terminar lo que tiene que decirle, pero Melibea continua sin aceptar a Calisto, y muy enfadada con Celestina la hecha de su casa. En este Acto se ve reflejado el tema del amor, por el que Calisto manda a Celestina como alcahueta para concertarle una cita con Melibea, y también aparece el tema del tiempo al principio del fragmento cuando Celestina le intenta vender a Melibea cosméticos. En este fragmento aparecen Celestina, como un personaje marginal, peligroso, alcahueta, bruja, pero a la vez muy astuta, la cual enfada mucho a Melibea. Y el otro personaje que aparece es Melibea, como una chica de la alta burguesía, enérgica y decidida al rechazar a Calisto y al echar a Celestina de su casa.

 En este fragmento el tipo de discurso que vemos es el conversacional entre Melibea y Celestina, pero también parece él oratorio por las oraciones largas que Celestina intenta convencer a Melibea, o por el contrario, por las oraciones que emplea Melibea para rechazar sus propuestas. También se ven apartes, en los que Celestina muestra falsedad, sigue insistiéndole amablemente a Melibea en su citación con Calisto, a pesar de que ya ha sido rechazada anteriormente y insultada por Melibea. Se ve un registro culto, retorico y erudito, tanto el de Melibea que pertenece a la alta burguesía, como el de Celestina, que utiliza ese lenguaje como arma para seducir y manejar a Melibea. Está lleno de recursos estilísticos,                                               Exclamaciones como: ‘¡Oh angélica imagen! ¡Oh perla preciosa, y cómo te lo dices!’ Hipérbaton como: ‘Pues así es, que no él sólo comer mantiene.’ El fragmento está lleno de hipérbaton.      
  Metáforas como: ‘Tu suave habla y alegre gesto,’                          
  Antítesis como: ‘Por una parte me alteras y provocas a enojo; por otra me mueves a compasión’ 

Este fragmento lo podemos relacionar con el significado de la obra que nos muestra Fernando de Rojas, en el que no hay que dejarse engañar por las alcahuetas, porque a la larga te pueden jugar una mala pasada.














No hay comentarios:

Publicar un comentario